Las 5 claves que debes tener en cuenta para elegir la mampara de tu ducha

Aspectos como las necesidades de las personas convivientes en el hogar, el espacio del que se dispone en el baño o el material de la mampara son algunos de los principales puntos a vslorar cuando vayas a encargarla.

En los últimos años hemos podido ver que los hábitos en los hogares se han visto afectados por el cambio de vida de la sociedad. También lo vemos reflejado en los baños, ya que las personas han dejado de usar las bañeras y se han pasado a las duchas, ya sea por conciencia ecológica para evitar el derroche de agua o por la falta de tiempo. Esta es la principal razón por la que las duchas han tomado mayor protagonismo en los últimos años, y junto a ellas, las mamparas de ducha, que han sustituido a las cortinas.

 

5 consejos mampara baño

 

5 claves para elegir una mampara

 

  1. Preferencias y gustos de cada uno

Como con otros aspectos, las necesidades de los más pequeños de la casa, de los adultos, de las personas mayores o de aquellas con movilidad reducida son totalmente distintas.

Para los más pequeños son muy prácticas las mamparas que se abren de la mitad hacia arriba, con lo que desde fuera los adultos podrán llegar a los mandos del grifo y a la zona inferior de la ducha sin mojarse. En cambio, para adultos y personas mayores, las mamparas de una pieza serán las más adecuadas ya que tienen mayor resistencia, y ofrecen más puntos de apoyo y contribuir a la seguridad.

  1. Dimensiones del cuatro de baño

Conseguirás mayor espacio en el cuarto de baño, además de un notable ahorro en el consumo de agua, apostando por una ducha en vez de por una bañera.

Y si encima lo acompañamos con un mismo pavimento en baño, unas baldosas grandes, la grifería empotrada y una mampara sin perfiles conseguirás que la ducha se vea más grande de lo que es. Pero calcula bien que la puerta de la mampara pueda abrirse sin chocar, por ejemplo, contra las griferías.

  1. Sistema de apertura

Las condiciones para elegir un sistema de apertura u otro se ven condicionados por el espacio libre alrededor de la ducha y también el tipo de plato (de forma cuadrada, rectangular o curvo). Uno de los sistemas que está en auge son las correderas, son las más populares porque se deslizan sobre unas guías que no necesitan ángulo de apertura y no restan espacio al baño. Te recomendamos que sus rodamientos sean dobles para facilitar el deslizamiento de la mampara, garantizando una apertura suave y silenciosa.

Otro sistema son las mamparas batientes, que se abren hacia adentro, hacia afuera o en ambos sentidos, dejando un hueco amplio de entrada al plato. Los paneles fijos se sujetan a la pared simplemente con una bisagra, ocupando poco espacio y restando poca luz.

  1. Material

El material estrella de los paneles de la mampara ha pasado a ser el cristal, sustituyendo al acrílico. Se trata de un vidrio templado de seguridad resistente a los impactos, para que en caso de rotura, el cristal se convierta en trozos muy pequeños y redondeados que no contenga partes cortantes.

  1. Perfilería

La perfilería determinará la durabilidad de la mampara, es mucho más que una cuestión de estética. En la actualidad, el acero inoxidable y el PVC han sido sustituidos por el aluminio gracias a su resistencia a la humedad, su adaptabilidad, su ligereza y su maleabilidad.

 

En Carpintería Metálica Villanueva, somos fabricantes de mamparas de aluminio a medida y una excelente opción ante una reforma o si deseas colocarla en tu hogar. Contacta con nosotros y te informaremos sin compromiso.