Ventajas y usos de las puertas plegables

Ofrecen versatilidad y comodidad, las puertas plegables son una ventaja a la hora de conseguir espacio, funcionalidad y diseño en los hogares.

 

Como sabes, en los hogares no siempre se dispone del espacio suficiente para poder poner puertas al uso con bisagras. Incluso a veces, simplemente cuando se diseña el interior de la casa, se quiere dar a algún espacio determinado, una estética de amplitud o versatilidad. Sabes bien que para ello cuentas con diferentes elementos decorativos y de construcción, que por sus características serán más o menos la solución. Nosotros, como expertos en la fabricación de puertas y ventanas en aluminio y PVC, te explicamos uno de estos elementos, las puertas plegables: ventajas y usos, que seguro serán de gran utilidad para cada proyecto arquitectónico.

 

Antes que nada debes tener en cuenta que las puertas plegables no son lo mismo que las puertas correderas, solamente se parecen en que deslizan por una guía. Además, mientras que las puertas correderas se deslizan por ellas en su totalidad, quedando escondidas en la pared, las puertas plegables están formadas por diferentes tramos que se pliegan sobre sí mismos. Ambos tipos son muy cómodos y versátiles, puesto que dan a las estancias la posibilidad de separar o unificar espacios a demanda, sin necesidad de requerir más centímetros por el recorrido de la apertura de una puerta tradicional.

 

Las puertas plegables: ventajas y usos

A causa de su versatilidad o por necesidad, el uso de las puertas plegables está muy extendido por todas sus ventajas:

  1. Gran versatilidad. Este tipo de puertas permiten dividir estancias al gusto ofreciendo la posibilidad de jugar con el espacio.
  2. Son muy prácticas. Gracias a su sistema de apertura, estas puertas se pueden abrir ocupando muy poco espacio y permitiendo que la apertura sea permanente, sin tener que estar abriendo y cerrando.
  3. Gran seguridad. El perfil asegura que no haya zonas de vidrio que se puedan romper y gracias al material con el que se fabricadan, mayoritariamente de aluminio y PVC, son altamente resistentes y además, aislantes. También disponen de un sistema de bloqueo que se dispone a lo largo sobre varios puntos y las hace más seguras.
  4. Aumenta la luminosidad. Consigues que entre más luz al interior de los diferentes espacios, ya que se puede desplazar a antojo la puerta en su totalidad y conseguir de este modo que no haya ninguna barrera que frene la entrada de la luz.
  5. Son muy compactas. En ese aspecto se diferencian de las correderas, ya que las puertas plegables no necesitan ninguna otra puerta o pared para deslizarse, porqué su sistema de funcionamiento es distinto, no se deslizan, sino que se pliegan sobre sí mismas y cuando están abiertas, ocupan muy poco espacio.
  6. Poco mantenimiento. Estas no requieren de un mantenimiento especial, basta con limpiarlas como cualquier otra, con agua y un poco de detergente.

 

Como puedes ver, son ideales para usar en cocinas, accesos a jardines, o salas de estar, ya que, si en un momento dado buscas amplitud, gracias las características que te hemos detallado, verás que estas son una opción perfecta. Además pueden ser de diferentes materiales y estilos, como acristaladas, de aluminio o PVC, y de diferentes colores, que se adaptan a cualquier diseño.

 

Si buscas colocar una puerta para separar ambientes, pero no dispones de suficiente espacio, la mejor solución son las puertas plegables.